Responsabilidad, ┐Social o personal?

 

Reus, 17 de agosto

Víctor Rubio

 

El hecho de ser vegetariano puede considerarse de muchas maneras distintas. Puede incidirse en una manera de ver la vida. De otra forma, el vegetarianismo puede ser también una opción responsable sobre la sostenibilidad de este mundo. Puede ser también una opción concienciada sobre los seres vivos que tenemos alrededor, o puede ser una opción basada en la no aceptación sobre el consumo de alimentos cárnicos por motivos de gusto o disgusto hacia ese tipo de comida o forma de vida.

 

Si se quiere que el vegetarianismo se respete y pueda convivir con las demás formas de alimentación humana. El vegetarianismo y todos sus integrantes deben aprender y saber convivir con las demás formas de vida de la misma manera que los demás respetan todas las otras formas de alimentación y nutrición. La convivencia con las otras especies del planeta es importante para el equilibrio de la naturaleza y para los correctos niveles de población de cada uno de los seres vivos que habitan en nuestro mundo. Pero de este mismo modo, es aún más importante la convivencia con los congéneres de especie y más si hablamos de seres humanos, que somos la especie más avanzada y más compleja de la creación.

 

Además, los seres humanos debemos aprender a convivir y a aceptarnos tal y como somos porque al fin y al cabo, somos los únicos con capacidad de raciocinio para discernir sobre temas que afectan a toda la humanidad, pero que de segundas afectan a todos los seres vivos del planeta que están a merced de nuestras disposiciones. Así que al disponer, al enfrentarnos o al vivir de un modo o de otro nuestra vida, debemos ser conscientes de quiénes somos y de lo que representamos para todos los seres vivos del planeta.